Armarán a niños para buscar a desaparecidos en Hueycantenango – El Sol de Puebla

A cinco días de la desaparición de cuatro personas en el municipio de José Joaquín de Herrera (Hueycantenango), autoridades de seguridad estatales y federales reforzaron las acciones de búsqueda, sin que hasta el momento tengan resultados positivos. Por su parte los habitantes de las autoridades de Ayahualtempa convocaron a los niños de la comunidad para ser armados y que se sumen a la búsqueda de los desaparecidos.

El pasado viernes, José Domingo Teodoro Ortiz de 52 años de edad; su esposa Cecilia Gaspar Hernández de 50 y sus hijos Roberto y Gaudencio de 30 y 22 años de edad desaparecieron cuando se encontraban en el punto conocido como Zacatepec, buscando cabezas de ganado que salieron de su propiedad y se trasladaron a dicho lugar.

La desaparición de estas personas en la región de la Montaña Baja, ha generado una situación muy tensa y se teme que pueda derivar en enfrentamientos armados, pues los desaparecidos habitan pueblos que se encuentran bajo el sistema de seguridad de la policía de la CRAC-PF.

Dicho grupo convocó este miércoles a los niños de los pueblos para que sean armados y se sumen a los trabajos de búsqueda, mientras los mayores van a buscar a los desaparecidos.

Esto se dio a conocer mediante un comunicado que hicieron circular el martes, la policía comunitaria convocó a autoridades de todos los niveles, organizaciones afines y a medios de comunicación para que estuvieran presentes durante esta actividad en la que los niños recibirán las armas.

Ante tal llamado, la Fiscalía General del Estado anunció que se ampliaron los operativos coordinados en los que participa Guardia Nacional, Seguridad Pública Estatal y Ejército para tratar de localizar a los desaparecidos.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Los pobladores de Ayahualtempa culpan a un grupo criminal de ser los responsables de la desaparición de sus cuatro compañeros y aseguran que se los llevaron a la comunidad de Tlanicuilulco, población que es la sede del grupo delictivo.

Nota publicada en El Sol de Acapulco

Enlace a la fuente