En Punto – El Sol de Puebla

El miércoles fue un día importante en el plan de ruta elaborado por José Chedraui Budib para conseguir la postulación de Morena y los partidos aliados de la 4T a la presidencia municipal de Puebla. Desde muy temprano, antes de las 9 de la mañana, Maiella Gómez Maldonado, presidenta de Fuerza por México, publicó un post en la red social X para anunciar el arropamiento de este instituto político al empresario de origen libanés.

“Desde @PueblaFxM puebla estamos convencidos que para lograr la consolidación de #Puebla necesitamos de los mejores perfiles. Sin duda, en @pepechedrauimx encontramos a un hombre con capacidad y experiencia para transformar Puebla. #TodosSomosLaMismaFuerza”, escribió la dirigente partidista desde la cuenta @MaiellaGomezMG.

El hecho es relevante porque vino a confirmar la estrategia emprendida hace ya varios meses por Chedraui Budib para lograr su incorporación a Morena como propuesta de uno de sus partidos aliados. ¿Recuerda usted el color rosa utilizado en toda la imagen institucional del aspirante a edil de la capital? La interpretación de entonces apuntaba a prever lo que ya sucedió: el ex militante tricolor entrará a la contienda electoral gracias al cobijo de ese partido, lo que garantizará su acceso indirecto al instituto propiedad del presidente López Obrador.

* * *

Ayer por la tarde, más de 24 horas después del post de la presidenta de Fuerza por México, corrieron dos trascendidos interesantes en torno a la definición del candidato a presidente municipal de Morena.

Uno tenía que ver con la fecha del anuncio.

Según esto, la Comisión Nacional de Elecciones no esperará hasta el 9 de marzo para dar a conocer el nombre del ganador de la contienda interna, sino que lo hará la próxima semana, antes del 20 de enero.

En este punto coincidieron más de dos fuentes.

El segundo trascendido es más revelador todavía.

Un integrante del círculo cercano a la dirigencia estatal del partido en el poder, regularmente bien informado, confió que Morena ya tiene fecha preliminar para “destapar” a su precandidato porque ya sabe quién será.

La especie asegura que el beneficiado con la decisión, tomada en la capital del país con base en los hechos recientemente ocurridos en Puebla, será José Chedraui.

Ese hecho, en caso de confirmarse en los días por venir, le daría todo el sentido al texto de Gómez Maldonado.

“¿Por qué?”, se preguntará usted.

Porque querrá decir que Chedraui Budib y sus aliados habrían decidido esperar hasta tener la confirmación en la bolsa para poner en marcha el plan de encumbramiento.

Hacerlo antes, “destaparlo” por el partido que lo pondrá formalmente como su precandidato, habría representado un golpe al vacío.

* * *

Si la versión extraoficial se confirma, el primer mes del año terminará con los rivales definidos en la contienda por la presidencia municipal de Puebla. De un lado estará Chedraui y del otro Mario Riestra Piña, a la cabeza del frente opositor que lleva como integrantes a PAN, PRI, PRD y PSI.

La disputa entre estos dos personajes será muy interesante, por una sola razón.

Aunque Chedraui vaya por Morena y la 4T, su historia personal y sus relaciones lo ubican como un perfil cercano a los sectores sociales y económicos que tradicionalmente apoyan al PAN, donde se ubica Riestra.

Los empresarios y un amplio sector de las clases medias altas y altas verán con buen ánimo la postulación del empresario textil, una situación que obligará al diputado federal panista a ajustar la estrategia que tenía prevista para la contienda electoral.

Porque no sería igual enfrentar a Claudia Rivera o Alejandro Carvajal que a ‘Pepe’ Chedraui. No es que vaya a ser más difícil o menos fácil, solo diferente.

Enlace a la fuente