En Punto – El Sol de Puebla

José Chedraui Budib lanzó tres dardos a tres de sus contendientes por la presidencia municipal de Puebla. Dos que le compiten internamente en Morena, en busca de la candidatura del partido presidencial, y uno que enfrentará en la elección constitucional en caso de que consiga la postulación que desea.

El empresario dijo que será respetuoso de las decisiones que tome Morena para elegir al próximo coordinador municipal de los comités de defensa de la 4T, incluso que, si él no es el triunfador, se unirá “sin pataleos” al equipo del aspirante morenista que resulte ganador.

Inmediatamente después lanzó un reto a quienes han sido sus principales críticos dentro del partido por el que quiere la postulación: Alejandro Carvajal Hidalgo y Claudia Rivera Vivanco, quienes le han desacreditado por no ser fundador de Morena y tener antecedentes recientes en el PRI:

“El llamado es para Alejandro Carvajal y Claudia Rivera. Yo no decido absolutamente nada, que trabajemos en pro de formar un equipo, trabajar unidos, trabajar en pro de los ciudadanos poblanos (…) Desde el principio se dieron las reglas y hay que respetarlas”.

Luego se lanzó contra el precandidato único del frente opositor, Mario Riestra Piña, quien por la mañana, según los reporteros que entrevistaban al empresario textil, había abierto las puertas de su proyecto a los morenistas inconformes con la llegada de Chedraui a Morena. “Mario Riestra está agarrando lo que puede porque no trae nada”, lanzó desde el Centro de Convenciones, donde se acababa de realizar el primer informe de labores de la presidenta del DIF, Gabriela Bonilla Parada, en contra del panista.

El dardo fue innecesario y producto de la desinformación.

Un par de horas antes de la declaración de Chedraui Budib, Riestra Piña, en efecto, hizo un llamado a morenistas inconformes por la imposición de perfiles para sumarse a su proyecto electoral, pero nunca mencionó al ex presidente del Comité Municipal del PRI.

Los reporteros interpretaron las palabras del diputado federal panista, luego fueron y le preguntaron a Chedraui, que compró la especie y decidió devolver el golpe.

* * *

Despejadas todas las dudas.

Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, dio el aval para que Néstor Camarillo Medina tenga garantizado su ascenso al Senado de la República en la próxima legislatura federal.

El ahora expresidente del PRI estatal fue el único militante o simpatizante del tricolor que acudió al registro de aspirantes al senado, con lo que se espera la postulación de su candidatura en los días por venir, después de que ninguno de los personajes que en el pasado afirmaron que también querían un sitio en la cámara alta del Congreso de la Unión fue para competirle internamente.

No llegaron Jorge Estefan Chidiac ni Blanca Alcalá Ruiz. Tampoco lo hizo Nadia Navarro Acevedo, quien tiene amarrada una candidatura para ser diputada federal por la vía plurinominal.

Néstor Camarillo será candidato en primera fórmula, con lo que podrá arribar al senado incluso si el frente opositor pierde la contienda (siempre que quede en segundo lugar, lo cual ocurrirá sin problemas).

* * *

Ayer también se llevó a cabo el registro de aspirantes a diputados federales del PRI. Y vaya que hubo sorpresas.

bajo las siglas del instituto tricolor.

Una de ellas fue la incorporación de la titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva del municipio de Puebla, Karina Romero Alcalá, hija de Blanca Alcalá Ruiz, para el distrito 11 con cabecera en Puebla capital, y otra, la más relevante, fue la de José Juan Espinosa Torres.

El exdiputado local y expresidente municipal de San Pedro Cholula acudió al registro sin tener un distrito objetivo. Fue, y así lo dijo, para ser tomado en cuenta en cualquiera de los distritos.

Enlace a la fuente