¿Iniciará Venezuela otra guerra de las Malvinas? – El Sol de Puebla

Se ha dicho muchas veces la idea de que los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla, pero también en múltiples ocasiones esto ha sido ignorado y por eso vemos que los escenarios se repiten. Ejemplos tenemos muchos en el mundo, pero hoy vamos a hablar de lo que sucede con nuestros hermanos venezolanos.

Primero que nada debemos recordar que hace unas 4 décadas, ese país venezolano gozaba de una economía muy sana y un buen nivel de vida para la mayoría de sus habitantes, teniendo dinero “a carretadas” por las ventas del crudo, sin embargo, las malas políticas económicas dieron lugar a una crisis, en la cual hubo quien se asumió como la representación del pueblo, convirtiéndose en un mártir que después llegó al poder: Hugo Chávez, quien dejó como sucesor a Nicolás Maduro, ahora presidente de un país que vive en condiciones negativas para la mayoría.

Este panorama es semejante a lo sucedido en Argentina, cuya economía algún día fue la primera del mundo y gozaba de unas finanzas sanas, hasta que Juan Domingo Perón dilapidó el erario en nombre del pueblo, regalando dinero populistamente y teniendo como resultado grandes crisis que no han sido superadas.

Con tristeza hay que reconocer que buena parte de los latinoamericanos es sumamente manipulable y puede creerse lo que sea, claro está, aplicando una dosis de Egoísmo Colectivo (Fromm) para idealizar a los ciudadanos, en el caso mexicano tenemos esa frase que llama “bueno y sabio” al pueblo.

En un país donde hay que hacer filas de horas para comprar papel higiénico, hay mucha desesperanza en inconformidades, así que puede resultar populista el hacer llamado a la defensa de la patria para tomar las armas, muy al estilo de todos los relatos históricos latinoamericanos, muchos de los cuales fueron revueltas para alcanzar fines personales en nombre de las causas populares.

Eso mismo pasó en Argentina, cuando la dictadura militar quiso legitimarse y exaltar la causa nacional de recuperar las Malvinas, lo cual trajo una guerra ante un adversario muy superior, que derrotó a nuestros hermanos rioplatenses, pese a algunas acciones heroicas realizadas con armamento modesto. Eso dio fin a un régimen que causó miles de muertos y desaparecidos, aun con la asociación que tuvieron con Estados Unidos mediante el Plan Cóndor.

Las condiciones de hoy son semejantes, Nicolás Maduro ha hecho referencia al espíritu de Chávez y su gobierno ha repetido hasta el mayúsculo hartazgo que son representantes del pueblo y la gran heroicidad del comandante Hugo, elementos que suenan como un absurdo. Es por eso que reclamar el territorio del Esequibo, sito en Guayana, resulta muy atractivo bajo una postura patriotera, pero sobre todo, por los grandes recursos en oro y petróleo de la región, la cual mide aproximadamente un entero y medio de la superficie de Cuba. También hay que ver el crecimiento de la ex colonia británica, el cual ha sido exponencial en los meses recientes. Indudablemente la pretendida anexión de esa región, que representa 2/3 partes del territorio guyanés, beneficiaría mucho al régimen madurista, pero ojo, igual que hace 40 años, los británicos ya manifestaron su apoyo y hasta han enviado a un buque de guerra. La invasión se ve lejana, pero eso pensábamos de Rusia y Ucrania, quizá Maduro piensa que nadie dará la cara por su vecino y se arriesgue o, simplemente, como buen dictador, ha perdido la noción objetiva de la realidad y mande a su ejército a enfrentar a un enemigo abrumadoramente superior, más cuando Estados Unidos también simpatiza con Guyana y pide respeto para el acuerdo arbitral tomado a fines del siglo pasado en París respecto al conflicto. Un ataque militar venezolano sería el fin del chavismo, lo cual suena positivo, pero a costa de irremplazables vidas, lo cual sería totalmente lamentable. Hasta la próxima.

@vicente_aven

Enlace a la fuente