La complejidad de Puebla – El Sol de Puebla

Según Edgar Morin, la complejidad hace referencia a entender los diferentes elementos amorfos y contradictorios de una unidad, sin que esto comprometa la esencia misma del objeto, sino al contrario, que se retroalimente desde diferentes aristas su entendimiento. Puebla, al ser el tercer estado con más municipios en el país, 217, con 7 regiones sociodemográficas y 36 económicas, hace a la entidad compleja, diversa y muy extensa territorialmente.

La tarea de administrar posiciones competitivas para ganar elecciones es sumamente compleja, ya que de por medio hay intereses abismalmente encontrados, por ejemplo, de caciques históricos contra pueblos que históricamente han sido oprimidos. La meta no es menor y para generar consensos se requiere de oficio y madurez política de todas las partes.

Sin embargo, la principal afrenta para todos es el oportunismo político de aquellos que en el pasado fueron férreos enemigos de la democratización del país y de la reivindicación de causas sociales. En 2018 Morena buscaba candidatos, y ahora tiene de sobran.

El contexto no es particular de Puebla, en todo el país hay inconformidades por la llegada de actores que no responden ni responderán a una agenda progresista, ya que su único dios es el dinero, y buscan continuar enriqueciéndose al amparo del poder público, defienden sus privilegios y buscan arrebatarnos el movimiento.

Desde hace varias semanas la disputa por la candidatura de Morena a la ciudad de Puebla ha acaparado notas nacionales y locales, y cómo no, lo que se disputa va más allá de una mera elección, es una lucha por la continuidad del movimiento o por ceder este a un grupo de interés económico.

Aunado a esto, cientos de casos han sido evidenciados en todas las regiones de Puebla. Los chapulines ansían las principales ciudades y distritos locales y federales de Morena, pues su alta rentabilidad hace que, en muchos casos, la elección sea un mérito trámite administrativo.

Para la base militante y la ciudadanía esto no es un buen mensaje. ¿A quién le puede interesar un perfil emanado del PRI o del PAN fracasado, quemado, vilipendiado en su propio partido, y que ahora, de manera oportunista, se jura y perjura obradorista?

* * *

A propósito del crecimiento político de Morena, vale la pena reflexionar sobre la teoría de los partidos políticos, en particular la del partido único y la de los bipartidismos. Sobre todo para que nadie se llame a sorpresa si finalmente dejan entrar al caballo de troya y luego, por la vía formal, nos arrebatan el movimiento.

@IsaacPalestinaD

Enlace a la fuente