¿Por qué no tenemos recuerdos de los primeros años de vida? Expertos responden – El Sol de Puebla

¿Cuál es tu recuerdo más temprano? ¿Qué edad tenías: 3, 4 o 5 años de edad? Muchas personas se suelen preguntar por qué no recordamos al menos algo de los que pasó al principio de nuestras vidas, sin embargo, todo este fenómeno tiene un porqué y un nombre, se llama “amnesia infantil”, y en esta nota te lo vamos a explicar.

En las últimas décadas la ciencia se ha puesto el reto de identificar a qué se debe este término que hace referencia a la pérdida que sufre la mayoría de la gente de sus recuerdos cuando tenían sus primeros años de vida, sin embargo, aún sigue siendo en parte un misterio.

En este sentido, se conoce como “amnesia infantil” a la ausencia o escasez de recuerdos que guarda una persona adulta de sus primeros años de vida, generalmente hasta los 3 o 4 años, por lo que recordar episodios de antes de esos años es muy improbable, como recordó la Universidad de Londres en un artículo firmado por expertos de diferentes universidades.

Y es que, de acuerdo a lo informado, esta no se trata de una amnesia como tal, si no mas bien una forma de llamar a este fenómeno, pues se sabe que la memoria existe como función cerebral desde que nacemos, como explica en su web José R. Alonso, neurobiólogo y Catedrático de la Universidad de Salamanca.

Se ha visto que los bebés recién nacidos distinguen las voces de sus padres, las que oyeron desde dentro del útero, después de nacer. Y se ha visto que responden a un libro que les leyeron cuando estaban gestando con más intensidad que a un libro que se les presenta después del nacimiento”, explica el especialista en su escrito. En este sentido, detalla que, en algún momento del crecimiento, las personas pierden el acceso a sus primeros recuerdos.

Por su parte, Vanessa LoBue, profesora del Departamento de Psicología de la Rutgers University, de Estados Unidos, escribió un artículo en el que explica que la ciencia ha demostrado que, aunque las personas no pueden salvaguardar la mayoría de los recuerdos que tienen de sus primeros años de vida, sí hay evidencia científica de que los bebés tienen memoria.

No obstante, los recuerdos que producen no son los mismos que pueden generar los cerebros de las personas una vez han alcanzado la edad adulta: “Dentro de los primeros días de vida, los bebés pueden recordar el rostro de su propia madre y distinguirlo del rostro de un extraño. Unos meses más tarde, los bebés pueden demostrar que recuerdan muchas caras familiares al sonreír más a las que ven con más frecuencia”, escribió LoBue.

Los recuerdos ficticios

Uno de los aspectos que llegan a alterar el estudio sobre la “amnesia infantil” es la fina línea entre los recuerdos reales o total o parcialmente ficticios, por lo que la propia Universidad de Londres realizó un estudio con más de 6 mil personas a las que les preguntó por su primer recuerdo autobiográfico: qué edad tenían y qué recordaban.

De media, la mayoría de personas dijeron que su primer recuerdo es de cuando tenían más de 3 años. Sin embargo, un 40 por ciento dijo tener recuerdos siendo más pequeños. En este sentido, el estudio concluyó que lo más probable era que se trataran de recuerdos ficticios.

En lugar de recordar un evento experimentado, recordamos imágenes derivadas de fotografías, películas caseras, historias familiares compartidas o eventos y actividades que ocurren con frecuencia en la infancia”, aseguraron los investigadores.

Estas pueden ser las posibles razones de la amnesia infantil

Finalmente, la “amnesia infantil” sigue siendo un misterio para la ciencia, ya que aún existen varias hipótesis que buscan darle respuesta, y en este sentido, la investigación científica sugiere varios aspectos que explicarían por qué se da este fenómeno:

Procesos neurológicos: Según este estudio de la Universidad de Londres, el primer aspecto sugiere que los procesos neurológicos necesarios para formar recuerdos autobiográficos no se desarrollan por completo hasta los tres o cuatro años de edad.

El hipocampo: De acuerdo a otro estudio del ‘Center for Neural Science’ de la Universidad de Nueva York, también se pone el foco en el hipocampo, clave para codificar los recuerdos.

El lenguaje: También la “amnesia infantil” tiene que ver con el lenguaje que se desarrolla de forma tardía, ya que, gracias al vocabulario, se pueden crear relatos de lo que ha ocurrido en el pasado y así consolidar mejor los recuerdos.

Enlace a la fuente