¿Qué es el ‘skin icing’ y qué tan beneficioso es para tu piel? – El Sol de Puebla

Sin duda alguna, el mundo de la belleza nunca dejara de sorprendernos, pues en lo que al cuidado de la piel se refiere, cada día aprendemos alguno nuevo, ya sea por técnicas, información de expertos en el tema, videos virales en las redes, truquitos o consejos que las celebridades comparten como es el famoso ‘skin icing’, pero qué es y qué tan beneficioso es para tu piel, en esta nota te lo decimos.

Y es que, algunas celebrities como Victoria Beckham o Irina Shayk han probado la técnica de utilizar el frío para la piel, y lo han mostrado a través de sus cuentas de Instagram donde explican los beneficios del frío sobre esta, tales como, que ayuda a descongestionar, calmar, reducir las rojeces y frenar la sensibilidad, siempre y cuando se aplique sobre un cutis sano y equilibrado, pero suponemos que te preguntas ¿qué tiene que ver el frío con la técnica? La respuesta es, mucho y a continuación te lo detallamos.

El ‘skin icing’, una tendencia de belleza que recomiendan en TikTok

El famoso ‘skin icing’, también conocido como ‘fase icing’ consiste en usar frío para el cuidado de nuestra piel, pero ¿cómo se hace? se realiza directamente sobre ella con cubitos de hielo o mediante dispositivos, generalmente de silicona, que los albergan.

De acuerdo a lo dado a conocer por muchos en redes sociales, esta técnica consiste en masajear el rostro con hielo, con el fin de lograr que la piel gane más brillo, mejore la circulación, alivie el acné, aporte frescura y reduzca la inflamación de la cara de primera hora.

¿Qué tan beneficioso es el ‘skin icing’ para la piel? Esto dicen los expertos

Si bien, mucho se ha hablado del frío y los beneficios en la piel, tales como: hacer que los vasos sanguíneos se contraigan, reduzcan la hinchazón, las rojeces y que mejoren la apariencia del acné, alivie la congestión, revitalice la circulación y genere choques térmicos en la piel, así como reducir temporalmente la apariencia de poros dilatados y facilitar un aspecto exuberante, lo cierto es que también existen precauciones que debes de toar en cuenta.

En este sentido, los expertos recomiendan utilizar el frío para el cuidado de la piel de modo controlado, y no aplicar el cubito directamente en el rostro, porque puede ocasionar quemaduras y por el cambio de temperatura puede provocar una rotura de los capilares superficiales.

Para poder realizar el ‘skin icing’ muchos aconsejan envolver un cubo de hielo en un paño limpio, fino y suave, y dar pequeños masajes por todo el rostro, concentrándose en las zonas más problemáticas. Una vez que termines deja que se seque y que actúe y aplica todos tus tratamientos habituales.

Por otra parte, es importante mencionar que, a pesar de que recomiendan mucho en internet esta técnica, lo cierto es que los beneficios del ‘skin icing’ no están demostrados científicamente como explica la dermatóloga y miembro del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica (GEDET) de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Lucía Gámez.

Las modelos e influencers declaran que el frío es antiinflamatorio, que cierra los poros y tersa la piel. No obstante, no se ha demostrado. Existe un efecto momentáneo de disminución de rojez y de tamaño de poros, pero no hay efecto a medio plazo”, escribe en su sitio web.

Si esta técnica no tiene beneficios aparentes, seguro muchos se preguntan ¿por qué se práctica? Según comenta la doctora Carrasco, “sus defensores esgrimen que la intención es hacer lo mismo que cuando se aplica, supuestamente, frío tras un peeling, un tratamiento con láser o luz pulsada. Sin embargo, nos aclara que si usamos una mascarilla que contenga alto contenido en agua a temperatura ambiente, es percibida en ese momento por el paciente como mascarilla fría por las condiciones de su piel”, asegura.

Si bien, es imposible evitar que muchas quieran usar el ‘skin icing’ como parte de su rutina de belleza, algunos expertos han recomendado que, en vez de usar un cubito, se puede utilizar un rodillo de jade o una cuchara y solo con un máximo de dos minutos mientras se hace un suave masaje drenante en el contorno del ojo.

Enlace a la fuente