Tu derecho es mi derecho | Elementos importantes dentro de un sistema democrático – El Sol de Puebla

La noble tarea de defender y promover los derechos humanos que realizan personas a título individual o colectivo, para hacer realidad los derechos reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como los emanados en las diversas convenciones internacionales y regionales tienen su fundamento en la Declaración de los Defensores de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas; que establece el derecho de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Las personas defensoras de derechos humanos son piezas importantes dentro de un sistema democrático, ya que contribuyen a su fortalecimiento y a que haya un Estado de Derecho, lo cual, beneficia a las sociedades en su conjunto y en lo individual a tener una vida más digna.

En este mismo sentido, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha determinado que: “las defensoras y los defensores de derechos humanos contribuyen de manera esencial a la observancia de los derechos humanos, pues actúan como garantes contra la impunidad”.

Asimismo, en el ejercicio de este derecho, las y los defensores de derechos humanos contribuyen a la eliminación efectiva de todas las violaciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos, además; la importante labor que realizan, permite alertar y documentar abusos a los derechos humanos; acompañando a las víctimas, fortaleciendo el Estado de Derecho, cuestionando la impunidad y activando los mecanismos que mantienen vivos los sistemas democráticos, fortaleciendo la democracia y la paz en nuestras sociedades. Y, es tal la importancia del reconocimiento de la democracia, que la propia Corte Interamericana ha señalado que es “uno de los pilares esenciales para nuestro sistema de derechos humanos en todo el continente y que ha sido reafirmado por los Estados en la Carta de la Organización de Estados Americanos.

El ejercicio de la defensa de los derechos humanos implica muchos riesgos, y es así que, las personas defensoras que afrontan mayores peligros en el desempeño de su labor son aquellas que defienden los derechos de los pueblos originarios, la tierra y el medio ambiente. En México se cuenta con una ley que protege su actividad, denominada “Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas”, que para su ejecución depende del poder ejecutivo, particularmente de la Secretaría de Gobernación Federal.

Es necesario que exista un reconocimiento a la figura de los defensores de derechos humanos, para mejorar el trato que reciben de las autoridades o terceros y ser debidamente protegidos en el desarrollo de su actividad, que no dependa directamente del poder ejecutivo la implementación de medidas de protección a su quehacer, sino que dependa de organismos autónomos, para que el gobierno no sea juez y parte.

Los defensores de los derechos humanos en el ejercicio de sus actividades ejercen simultáneamente el derecho de la libertad de expresión, el derecho de reunión pacífica, la libertad de asociación, los derechos políticos o el derecho a disponer de recursos eficaces, entre otros.

  • Es Doctor en Derecho por la BUAP, donde se desempeña como: Defensor Adjunto en la Defensoría de los Derechos Universitarios

  • Comentarios:jorgepinto_9@hotmail.com / Twitter: @apjorge/ Facebook: Jorge Pinto/ Instagram: jorgepinto_9

Enlace a la fuente